Portaequipajes TowBox V3 Sport EN tESLA

Tipos de portaequipajes para el coche

A la hora de planear un viaje, especialmente si es a la montaña, te darás cuenta de que tienes que llevar muchos objetos, algunos de gran volumen, contigo.

Es muy probable que el espacio disponible en tu maletero sea insuficiente para llevarlo todo. Por ello, necesitas una alternativa que te permita llevar todo lo que necesitarás durante tus vacaciones.

Los portaequipajes de coche pueden ser una gran alternativa para resolver tus problemas de espacio. Existen diferentes tipos y es posible tener dudas sobre las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Así pues, en este artículo vamos a hablarte sobre los diferentes tipos de portaequipajes para el coche que hay.

Cofres de bola

Los cofres o portaequipajes de bola son una de las alternativas más recomendables para ampliar el espacio de almacenamiento de tu coche. Si tu coche cuenta con bola de remolque, podrás enganchar el portaequipajes cómodamente.

La plataforma puede estar abierta o contar con una protección para proteger los objetos transportados en caso de encontrar unas condiciones climáticas desfavorables.

Gracias a su fácil colocación, podrás desmontar y guardar el cofre del enganche cuando no lo necesites.

Además, al encontrarse en la parte trasera del vehículo, la carga no opondrá resistencia aerodinámica, permitiendo el ahorro de combustible y una conducción sin ruidos.

Portaequipajes y cofres de techo

Los portaequipajes de techo cumplen la misma función que los cofres de bola, aunque, en función del tipo de coche que tengas, su uso puede ser más incómodo al ir colocado sobre el techo del vehículo.

Al igual que los portaequipajes de bola de enganche, los cofres de techo te permitirán llevar objetos de gran tamaño en tus viajes, sin tener que preocuparte de que entren en el maletero o en el interior del vehículo.

Los cofres de techo se montan fácilmente sobre el coche y su tapa protectora se puede abrir y cerrar de forma cómoda. Además, algunos cuentan con varias aperturas, permitiendo acceder al interior del portaequipajes sin ningún problema.

Este tipo de portaequipajes puede causar problemas aerodinámicos al vehículo, especialmente aquellos de gran tamaño. Esto causará molestos ruidos y provocará un mayor consumo de combustible.

No obstante, algunos modelos más modernos cuentan con un diseño especial con el que se busca reducir el impacto en la aerodinámica. Esto se consigue reduciendo el tamaño del cofre de techo, por lo que el espacio de almacenamiento será menor.

Bacas para coche

Las bacas para coche son muy similares a los cofres de techo. Estas ofrecen un espacio de almacenamiento en la parte superior del vehículo, sin importar el volumen de los objetos que quieras transportar.

A la hora de colocar la carga sobre la baca del coche, debes tener en cuenta que esta no puede sobresalir por ningún lado del vehículo. Además, tendrás que repartir la carga por toda la baca, si vas a llevar objetos pesados, para que no afecte al equilibrio del coche.

La principal ventaja de las bacas abiertas frente al resto de opciones es que es posible colocar sobre ellas objetos de gran tamaño o con una forma complicada, que no podrían ser colocados en un portaequipajes cerrado.

No obstante, la carga abierta también puede convertirse en su principal desventaja. Si las condiciones climáticas son desfavorables, los objetos transportados no estarán protegidos y podrían sufrir desperfectos.

Estos son los tres principales tipos de portaequipajes que puedes llevar en tu coche. Como puedes ver, todos ellos cuentan con algunas ventajas y desventajas, por lo que tendrás que elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

En cualquier caso, desde TowBox te recomendamos los portaequipajes de bola, ya que protegen los objetos transportados de las adversidades climáticas y no afectan a la aerodinámica del vehículo al ir colocados en la parte trasera del mismo.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba