deportes en la montaña

Actividades y deportes de montaña

La popularidad de los deportes de montaña y otras actividades en la naturaleza ha aumentado considerablemente. Todos ellos pueden practicarse en cualquier época del año, siempre que las condiciones climáticas sean las adecuadas.

Todos los deportes de montaña se desarrollan al aire libre, aprovechando los diferentes espacios y elementos que la propia naturaleza pone a nuestra disposición.

¿Cuáles son los deportes de montaña más populares?

Aunque existen innumerables deportes de montaña, algunos son más populares que otros y un mayor número de personas se inicia en ellos cada año. El nivel de dificultad, las condiciones climáticas requeridas, o los materiales necesarios para llevar a cabo la actividad son algunos de los aspectos que más influyen en que unos deportes de montaña sean más practicados que otros.

1. Senderismo

El senderismo, una de las actividades más populares en la montaña, consiste en caminar por caminos y senderos marcados y delimitados que se encuentran en la naturaleza. Esta actividad se puede llevar a cabo en cualquier momento del año y también del día, ya que el senderismo nocturno también goza de gran popularidad.

El senderismo cuenta con diversas ventajas. No solo sirve para hacer ejercicio, sino que nos permite conocer el entorno natural de la zona y sus paisajes.

2. Ciclismo de montaña

Otro de los deportes de montaña más populares es el ciclismo de montaña. Este se lleva a cabo en zonas naturales y montañosas con obstáculos, cuestas y descensos. Existen muchas especialidades, en función del tipo de terreno y obstáculos a los que el ciclista va a enfrentarse.

El principal inconveniente a la hora de realizar esta actividad es que necesitas una bicicleta de montaña o mountain bike para poder hacerla. Este tipo de bicicletas son más resistentes y ligeras que una bicicleta normal, por lo que pueden resistir mejor golpes y caídas que se produzcan en la montaña.

3. Escalada

La escalada consiste en ascender o escalar por una pared o montaña. Para ello, es necesario utilizar las extremidades inferiores y superiores para impulsarse por la montaña. Es necesario utilizar equipos especiales, incluyendo arnés, para llevar a cabo la actividad sin ningún tipo de peligro.

El tipo de escalada practicado depende del tipo de roca que se va a escalar, la técnica utilizada o los obstáculos a superar, entre otros.

4. Montañismo

El montañismo es muy similar al senderismo, aunque en esta ocasión el objetivo es alcanzar la cima de una montaña. Esto se puede realizar a través de caminos marcados o por terrenos que presentan una mayor complicación.

Para poder realizar montañismo, especialmente las rutas más complicadas, es necesario contar con una buena preparación física, además del conocimiento de diferentes técnicas para poder superar los diferentes obstáculos que encontrarás en el camino a la cima de la montaña.

5. Barranquismo o descenso de barrancos

El barranquismo o descenso de barrancos te permitirá practicar diferentes actividades o habilidades al mismo tiempo, siendo el senderismo, salto, trepar o el rappel algunas de ellas.

Aunque es necesario disponer de algunos materiales y equipamiento especial, es posible alquilarlo para realizar la actividad. También suele ser conveniente contar con la ayuda de un guía local que pueda ayudarte y recomendarte donde hacer la actividad, especialmente si no tienes mucha experiencia.

6. Trekking

El trekking consiste en caminar por rutas y caminos accidentados o rústicos. Estas rutas pueden ser muy variadas, ya que no todas presentan grandes complicaciones o se realizan en zonas montañosas.

Esta actividad, que se puede llevar a cabo en montañas y bosques, se suele realizar a pie o en bicicleta, aunque también es posible hacerla montado a caballo.

7. Espeleología

La espeleología es una actividad especialmente recomendable para los más aventureros, ya que se trata de adentrarse y descubrir cuevas que se encuentran en zonas montañosas.

Esta actividad de exploración es muy popular entre grupos que quieren disfrutar de la montaña de una forma diferente y descubrir nuevos lugares ocultos. Además, no es necesario disponer de muchos materiales técnicos para realizar la actividad.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba