Portaequipajes TowBox V3 Camper en Escocia

Camperización de Furgonetas

Convertir un furgón, camión, autobús, ambulancia o cualquier otro tipo de vehículo, en un fiel y buen aliado compañero de viajes y aventuras; es lo que hoy en día se llama camperizar una furgoneta.

Una furgoneta camper es lo mismo que un hogar con ruedas, en donde poder disfrutar de experiencias únicas, en compañía, en familia, con amigos o bien en solitario.

Para muchos un viaje o vacaciones en furgoneta camper es igual a un estilo de vida de experiencias únicas, de relax, de un inmenso disfrute en donde no existen horarios y totalmente alejados de toda planificación del día a día.

En una furgo camper uno va a encontrar todo lo que necesita para poder desplazarse a cualquier lugar con total autosuficiencia. Vayas donde vayas, ya sea a la montaña, de camping, a la playa, tu hogar (Furgoneta camper) siempre irá contigo.

A la hora de camperizar una furgoneta no todo van a ser alegrías; camperizar furgonetas de vez en cuando también brinda alguna que otra sorpresa desagradable, por lo que es importante saber cuales son los vehículos que se pueden camperizar para evitar cualquier tipo de incidencia.

¿Es mejor comprar una furgoneta ya camperizada o comprar una furgoneta vacía y adaptarla al gusto de uno?

El mercado ofrece furgonetas camperizadas tanto nuevas como de segunda mano, que van a permitir viajar desde el minuto cero. Su elevado coste económico es el principal problema, por lo que todo esto ha hecho que la camperización de furgonetas por uno mismo sea una de las opciones preferidas a la hora de conseguir una.

Se puede camperizar toda clase de vehículos: autobuses, furgonetas pequeñas y grandes, e incluso coches, aunque la falta de espacio en el coche hace que no sea muy apropiado.

Las furgonetas, por espacio y precio, es la mejor de las opciones a la hora de camperizar un vehículo, con un amplio abanico de opciones, disposición de espacio suficiente permitiendo disfrutar del viaje con cierta comodidad.

Para camperizar una furgoneta se precisa:

  • Si la furgoneta es de segunda mano es preciso limpiar la furgoneta a fondo con acetona y papel. La acetona al ser un producto químico agresivo se precisa el uso de guantes, mascarilla y gafas de seguridad. Si la furgoneta es nueva y recién sacada del concesionario, no será preciso realizar el trabajo de limpiarla.
  • Planificar el diseño del interior de la furgoneta, y crear un 3D. El diseño del furgón debe de contener todo lo que uno va a poner en ella, colocación de mobiliario y sus medidas reales.
  • Importante un buen aislamiento interior de la furgoneta, para así evitar las condensaciones de vapor, el calor en los meses de verano y frío en los meses más invernales. El aislamiento interior de la furgoneta puede realizarse mediante el uso de alguno de estos materiales:
    • Lana roca: buen aislante térmico (mantiene la temperatura del interior) y acústico (aísla del ruido exterior). De fácil adaptación a todo tipo de furgonetas y es ignífugo.
    • Aislante multi-capas reflexivo o aluminizado multi-capa: formado por varias capas de diferentes materiales: aluminio, plástico de burbujas, poliéster… Es un material muy fácil de instalar, impermeable al vapor y aísla mejor el calor que el frío.
    • XPS (Planchas de poliestireno extruido): Capaz de mojarse sin perder propiedades. Material perfecto para aislar suelos, no es apto para paredes irregulares y es inflamable.
    • EPS (Planchas de poliestireno expandido): Gran aislante térmico; resiste mucho mejor el frío que el calor. Impermeable, puede mojarse y es muy inflamable.
    • Foam autoadhesivo: Barato de fácil colocación. Buen aislante acústico y térmico.
    • Kaiflex: Es el mejor de los aislantes térmicos y acústicos; de fácil colocación, se pega directamente a la chapa. Evita la oxidación y condensación. Su elevado precio es el principal de problema.
  • Colocar ventanas y claraboyas para una mejor iluminación y mejor ventilación a la hora de cocinar. Importante la homologación de todos los elementos a instalar en la furgoneta para evitar problemas en futuras inspecciones técnicas.
  • Una vez aislada la furgoneta es esencial medir el espacio para colocar los muebles. Importante elegir materiales de calidad en la zona de descanso y que esta sea práctica y funcional, aprovechando al máximo los espacios disponibles.
  • Añadir accesorios para un viaje mucho más cómodo y entretenido: inodoro portátil, batería auxiliar 12V, iluminación LED autoadhesiva…

Precio de camperizar un vehículo

El precio de camperizar una furgoneta depende del tamaño del vehículo; a mayor volumen el precio puede aumentar hasta un 50%. Ante todo lo importante es viajar con comodidad.

Para camperizar una furgoneta por uno mismo hace falta mucho tiempo, como mínimo entre mes y medio o dos meses si no hay complicaciones.

La homologación de las furgonetas camper es otro tema a tener en cuenta. Todo lo que uno haga en la furgoneta debe de pasar la correspondiente homologación que no es lo mismo que la ITV:

  • La homologación son los documentos que aprueban los cambios realizados en la furgoneta. El proceso de homologación es un proceso lento que ronda los 2 meses.
  • La ITV: trámite que justifica que el proceso de homologación ha sido realizado de manera correcta.

Si quieres disfrutar la máximo de tu furgoneta camperizada viajando de la mejor manera, sintiéndote libre, descubriendo nuevos mundos, compartiendo momentos únicos; se recomienda acudir a profesionales del servicio, expertos en convertir furgonetas de gran volumen o pequeñas, en camper viviendas.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba